q-presentacio5

Presentación

Ca la Manyana conserva todo el calor y el encanto de las antiguas fondas de pueblo catalanas. Confort, tranquilidad y familiaridad son las sensaciones que se respiran sólo al traspasar el lindar de la puerta y que hacen que enseguida los huéspedes se sientan “como en casa”.

Se caracteriza por su ánima fondista que une una elevada profesionalidad con una implicación vocacional de su oficio, de esta forma se puede garantizar a sus clientes una gran calidad en el servicio, y una acogida cálida y personalizada.

Historia

Ca la Manyana es el nombre de una antigua casa de Sant Julià de Vilatorta, documentada desde el 1500. Parece que este curioso nombre proviene de “cerrajero” que en catalán se llama “manyà”, el nombre por el cual todo el mundo conocía la casa del cerrajero del pueblo y que pasó a ser Ca la Manyana cuando la ama de la casa empezó a servir comidas a los aldeanos que se paraban.        

Ca la Manyana es hoy una construcción señorial de dos plantas, con las fachadas decoradas con espléndidos esgrafiados modernistas. Desde 1905, la familia Mención regenta este hostal-restaurante, uno de los más conocidos y apreciados de la comarca de Osona.